Cada uno es dueño de su propia historia. Sé original y no copies la mía.

lunes, 5 de marzo de 2012

Esta vez

Se sentía cansada. Sabía que debía luchar, que debía seguir adelante, que no tenía que bajar los brazos. Sabía que muchos dependían de ella, que muchos tenían puestos las esperanzas en ella, que muchos querían ser como ella. Sabía que, a pesar de todo, no debía dejar de pelear, que no debía tirar la toalla. Pero estaba cansada, demasiado cansada.
Se levantada cada mañana, con la misma rutina de siempre. El mismo desayuno, el mismo recorrido, el mismo trabajo, la misma fatídica vuelta a casa, el mismo estudio, la misma cena, la misma casa, el mismo sueño, el mismo despertar.
¿Qué se hace cuando todo es siempre igual? ¿Qué se dice cuando todo ya se dijo alguna vez? ¿Qué se escucha cuando todo ya se escuchó alguna vez? ¿Qué se siente cuando ya lo experimentaste todo? ¿Qué se cree cuando ya no hay más que creer?
Se sentía cansada. Quería irse lejos; allá, dónde nadie sabe quién sos, dónde no tenés que aparentar una entereza que no tenés, dónde nadie espera nada de vos. Quería desaparecer, hacerse invisible, ser nadie, absolutamente nadie. Empezar de nuevo; como en esas películas de Hollywood, donde cambías de identidad: un nombre falso, un pasado falso, una historia, falsa, una vida falsa.
¿Cuándo fue que perdió la magia? ¿Cuándo fue que su brillo se extinguió? ¿Cuándo fue que ese fuego se apagó? ¿Cuándo fue su risa se apagó? ¿Cuándo fue que su espíritu murió?
Amanece un nuevo día, se prepara para salir como siempre. Sonríe a su familia y les desea buena suerte. El brillo de admiración que tienen sobre ella le recuerda que debe seguir adelante como siempre; melancólica se retira a seguir con la rutina como siempre. Enfrenta su trabajo como siempre, la mejor en todo como siempre, su jefe la felicita como siempre, sus compañeros la admiran y la envidian, como siempre, le prometen un ascenso como siempre, se muestra feliz como siempre, motiva a los nuevos como siempre, siembra esperanzas como siempre, sueña con algo mejor como siempre, se retira a horario como siempre.
─ ¿Cómo se siente hoy? ─la pregunta la tomó desprevenida, eso no estaba en su rutina Ella lo mira y se instala un sonrisa, su primer sonrisa sincera después de mucho tiempo. ─Cansada ─responde simplemente.
─La entiendo ─le contesta.
─No lo creo ─murmura y suspira tristemente.
─Pero vale la pena ─le dice y, cuando ella lo mira, le sonríe y le guiña un ojo.
─ ¿Está seguro? ─le pregunta dejando que la esperanza renaciera nuevamente.
Él la mira a los ojos profundamente, ella le sostiene la mirada; una silenciosa batalla se instala entre ellos. Ella espera ansiosamente una respuesta y él serenamente le responde: ─Siempre vale la pena ─inclina su cabeza y desaparece entre la multitud.
Ella tomó el camino de siempre, seguía cansada pero esta vez no le importó.

4 comentarios:

SMSC dijo...

A veces hay que saber elegir el camino adecuado, aunque eso nos lleve a seguir por el mismo. No pasa nada.
Admiro a la gente que logra crear esto, historias. Te admiro!!

♀freakygirly★★ dijo...

las cosas cambian, x eso debemos aprovechar cada momento y guardarlo en nuestro mente y corazon pq la magia no dura todo el tiempo, si no ps no seria magia, asi es esta vida efímera..

! ✿ S T A Y I N M Y A R M S I F Y O U D A R E dijo...

Wow, qué profunda la entrada!
Todo pasa por algo =)

Greey dijo...

En verdad me gusto, que alguien se importe por ti cambia el sentido de las cosas aunque muchos tienen su forma de verlo. Muchas gracias por pasar y por supuesto que te sigo. Un saludo :)

canción (31) cuento (8) frases (34) historia (11) mis escritos (53) novela (3) off (2) opinión (1) peliculas (1) pensamiento (10) poesía (24) relato (19) serie (2)